Llega el código QR para vigilar las facturas, ¿funcionará?

La Agencia Tributaria quiere tener un control en tiempo real de lo que facturan empresas y autónomos para, obviamente, mejorar sus procedimientos de control en aras de una recaudación más rápida y eficiente.

La Agencia Tributaria se ha propuesto llevar a otro nivel el control sobre la facturación de las empresas y autónomos. En los últimos años se han sucedido diferentes cambios normativos: en 2015 se introdujo la obligatoriedad de la factura electrónica y en 2017 se estableció el SII, que obligaba a remitir la información sobre el IVA en tiempo real. Ahora se quiere dar un paso más en el ejercicio de la emisión de las facturas exigiendo la incorporación de un código QR.

La factura electrónica era el pasado año el elemento definitivo que iba a traer mayor control y rapidez, pero solo un año después ya se quiere mejorar esa herramienta con la inclusión de un código QR en las facturas. Aseguran que esto permitirá a los clientes, mediante escaneo, ver los detalles de la factura y, sobre todo, comprobar que el emisor haya tributado por ella. La Agencia Tributaria asegura que este proceso aportará transparencia al cliente y le facilitará el poder buscar información sobre la operación que ha realizado. Pero la realidad es que la Agencia quiere tener un control en tiempo real de lo que facturan empresas y autónomos para, obviamente, mejorar sus procedimientos de control en aras de una recaudación más rápida y eficiente.

Con la modificación del reglamento de facturación, el proceso de control sobre facturación se eleva a otro nivel. Si tú como empresa o autónomo tienes que generar una factura a un cliente, tendrás que enviar primero el borrador de ésta a la Agencia Tributaria, que, a través de un sistema ágil, según prometen, te la devolverá con un código QR. Una vez incluido dicho código, esa factura será válida y podrás entregársela finalmente a tu cliente. Es decir, ahora la Agencia Tributaria deberá ser el primer receptor de cualquiera de las facturas que generes por delante incluso de tus clientes. Y nos podemos cuestionar ¿en cuánto se ralentizará el procedimiento de emisión de las facturas? Evidentemente, sabemos que por muy ágil que sea el proceso, a partir de ahora generar una factura será más lento ya que se añaden más pasos al proceso.

El nuevo procedimiento se articula a modo de un Gran Hermano de la contabilidad que busca tener información real de todo lo que se está facturando pero que, una vez más, hace recaer el peso del cambio sobre las empresa y autónomos que tendrá nque informar en tiempo real de sus facturas y cumplir con el procedimiento de obtención del QR, mientras sigue a la espera de ver qué beneficios podrá aportar este nuevo sistema al contribuyente. Sería justo exigir que toda nueva obligación tributaria formal en pro de un mejor control tributario redundara en un beneficio directo al contribuyente.

 

Fuente: www.expansion.es

© Copyright 2022 | Aviso Legal | Política de cookies | Política de privacidad de redes sociales
Contáctanos