Noticias

Recomiendanos

Reforma fiscal: los expertos aconsejan quitar deducciones y bajar tipos

17 Junio, 2013 - Fuente: cincodias.com

Hay que limpiar y simplificar el modelo fiscal español. Este es el mensaje que trasciende del cuestionario que Cinco Días ha remitido a seis expertos que conocen bien el sistema tributario español, ya sea porque lo han estudiado a fondo o porque lo sufren en su trabajo diario. De forma general, los analistas consultados entienden que los gravámenes nominales en los dos grandes impuestos directos -IRPFy Sociedades- resultan excesivos. El tipo marginal máximo en el impuesto sobre la renta alcanza el 52% y en algunas comunidades, como Cataluña, llega al 56%. En el impuesto sobre sociedades, el tipo nominal asciende al 30%, sin embargo, las deducciones provocan que la tributación efectiva sea mucho menor. De hecho, todos los expertos consultados creen que las grandes empresas aplican “tipos demasiado bajos”. Estas son las recetas que incluirían en la reforma del sistema tributario que pondrá en marcha en breve el Gobierno: IRPF José Félix Sanz, catedrático de Economía Aplicada y director de Estudios Tributarios de Funcas, señala que el tipo marginal máximo nunca debería situarse por encima del 40%. El catedrático de Hacienda Pública y exdirector del Instituto de Estudios Fiscales, José María Labeaga, y el presidente de la Asociación Española de Asesores Fiscales, Antonio Durán-Sindreu, también trazan una línea roja en ese 40%, 12 puntos por debajo del tipo actual. Existe unanimidad en la necesidad de reducir los siete tramos que tiene hoy el impuesto. Sanz apuesta por fijar solo dos escalas, con unos tipos del 25% y del 35%. Asegura que ello elevaría la recaudación. Labeaga propone integrar los tipos impositivos del IRPF y la Seguridad Social, lo que permitiría mejorar la lucha contra el fraude. Ignacio Conde-Ruiz, profesor de la Universidad Complutense y subdirector de Fedea, es partidario también de bajar tipos y eliminar la desgravación por vivienda con carácter retroactivo. “Cada deducción existente es la historia de éxito de un lobby”, apunta. Una postura que también defiende Sanz y, con matices, Labeaga, que suprimiría el beneficio a partir de un cierto nivel de renta. Valentí Pich, presidente del Consejo General de Economistas, es favorable a reducir beneficios fiscales pero salvaría la desgravación por vivienda, que permite un ahorro de unos 5.000 millones a 5,.5 millones de contribuyentes. El presidente de la Organización de Inspectores, Ransés Pérez Boga, coincide en esta visión y señala que es la única deducción que posee la clase media. Con la excepción de Sanz, el resto de expertos consultados establecería un mecanismo automático para actualizar el IRPF a la inflación. El incremento de precios supone un aumento fiscal encubierto. La última vez que se deflactó la tarifa del impuesto fue en 2008, lo que significa que el IRPF ha subido de forma silenciosa en los últimos cinco años. Impuesto sobre sociedades La propuesta de quitar deducciones y bajar tipos en el impuesto sobre sociedades es, más que una recomendación, un clamor. Sanz, Labeaga y Conde-Ruiz son los más contundentes y apuestan por suprimir el régimen especial para pymes que permite que tributen al 25% en lugar del 30%. En su opinión, sería preferible eliminar todas las ventajas fiscales y dejar un tipo único entre el 16% y el 20%. El resto de expertos mantendría un trato diferenciado para las pymes. IVA En líneas generales, existe consenso en que los distintos tipos de IVA deben mantenerse en su nivel actual, aunque Labeaga elevaría el gravamen reducido del 10% y Pérez Boga haría lo propio con el del 4%. Conde-Ruiz asegura que “no tiene sentido que menos de la mitad de la cesta de consumo vaya al tipo general, cuando en otros países como Alemania va el 85%”. Por eso apuesta por realizar una reclasificación de productos. La idea de acompañar una subida del IVA con una rebaja de las cotizaciones sociales -que son de las más altas de Europa- tiene amplio apoyo.