Noticias

Recomiendanos

Reclamar implica renunciar a la prescripción del IRPF

13 Enero, 2017 - Fuente: Expansion

Casi tan importante como saber la cantidad que el banco ofrecerá a cada afectado para resarcir el daño, si es que admite que la cláusula suelo fue abusiva, son las implicaciones fiscales de la reclamación.

Según el último borrador del mecanismo extrajudicial que están diseñando Gobierno y oposición, la recepción de ese dinero no se considera incremento de renta puesto que ya se declaró en su momento, salvo la parte correspondiente a los intereses de demora, que suponen un incremento patrimonial, aunque será una cantidad testimonial dentro del total.

Deducciones

Lo que sí puede ocurrir es que el afectado se haya deducido en sus declaraciones del IRPF de los últimos años las cantidades destinadas a pagar la hipoteca, tal y como permite la ley si se trata de un préstamo realizado para comprar la vivienda habitual y formalizado antes del 1 de enero de 2013. En ese caso, el titular del crédito deberá hacer declaraciones de la renta complementarias de cada año en los que se desgravó esos intereses pagados de más, según confirmó ayer el ministro de Hacienda y Función Pública Cristóbal Montoro a la salida del Congreso. Dichas declaraciones no supondrán el pago de recargo ni de sanción, según puntualizó el ministro. Estos ajustes tributarios tendrán que hacerse en la declaración de la renta del próximo año.

El problema, según apuntas algunas fuentes jurídicas, es que la presentación de declaraciones complementarias del IRPF anula, de facto, la prescripción delictiva general. El artículo 66 de la Ley General Tributaria señala que una deuda tributaria deja de ser perseguible a los cuatro años, a contar desde el día siguiente en el que finaliza el plazo reglamentario para presentar la declaración o autoliquidación.

Al día siguiente del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Gobierno comenzó a trabajar en una solución acordada entre bancos y clientes para evitar saturar los juzgados.