Noticias

Recomiendanos

Rajoy promete una “rebaja sustancial” de IRPF y Sociedades en dos semanas

4 Junio, 2014

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trata de lanzar un mensaje económico estos días que asome la cabeza en el debate nacional, protagonizado por la sucesión en la Casa Real. Ante el temor empresarial a un parón reformista del Ejecutivo, su líder prometió ayer que la medida más inminente, la reforma fiscal, supondrá para los ciudadanos y empresas “una rebaja sustancial tanto en IRPF como en Sociedades”, afirmó en un seminario organizado por la revista The Economisten Madrid. Respecto a la especulación sobre la fecha de su aprobación, Rajoy quiso zanjar dudas y aseguró que será “en el Consejo de Ministros del 13 de junio, o “a más tardar, el 20 de junio”. El presidente no se salió de los detalles que los miembros de su gabinete y él mismo han decidido ir lanzando en las últimas semanas. “En el IRPF, y simplificaremos los tramos; vamos a bajar Sociedades del 30% al 25%, y no vamos a bajar el IVA”. Resumió Rajoy y, por si había quedado alguna duda, terminó: “En 2015 habrá una rebaja sustancial tanto en IRPF como Sociedades” para “los ciudadanos y las empresas”, señaló en el foro. El líder del Ejecutivo fue interpelado sobre si existe un parón reformista, sobre si hay una estructura excesivamente estatal e intervencionista o sobre si el anunciado plan de impulso económico no se ha hinchado demasiado. Rajoy ya avanzó en las jornadas de Sitges (Barcelona) el pasado sábado un conjunto de medidas de reactivación económica por 6.300 millones de euros, de los que 2.670 millones corresponderían a fondos del sector privado. Sin fondos nuevos Rajoy desgranó ayer este plan y confirmó que no se trata de nuevas dotaciones. Los fondos privados, en primer lugar, provienen de aquellas obligaciones que algunos sectores, como el eléctrico, han contraído debido a las directivas de la Unión Europea. Sobre la parte pública, que supone más de 3.500 millones, Rajoy indicó que simplemente se trata “de una reordenación de fondos públicos, y capítulos de gasto”, que provienen de los fondos europeos para España y de diferentes proyectos consignados en los Presupuestos que pasan a englobarse en este nuevo plan. La única nueva aportación que deberá hacerse es para la continuidad del Plan Pive, de renovación de automóviles, y que estará dotado con entre 30 millones y 40 millones de euros, afirmó Rajoy, para desmentir que este plan supusiera una renuncia a la austeridad y otro incremento del gasto público. “El Gobierno mantiene su objetivo de consolidación”, quiso subrayar el presidente del Gobierno, en un momento en que las estadísticas invitan a pensar en un incremento del consumo de las administraciones públicas. Interpelado sobre la falta de privatizaciones, en concreto, sobre el proceso de venta de Aena y los aeropuertos españoles, Rajoy se limitó a señalar que “se está estudiando la operación, pero el Gobierno quiere saber a dónde van las cosas”, señalando que en primer lugar vendrá la privatización del transporte de pasajeros (Renfe). Rajoy aseguró en el seminario que España está apretando “el acelerador” de la vuelta al crecimiento. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, avanzó también ayer que “el crecimiento en 2014 será el doble de lo esperado hace un año”.Rajoy tuvo que responder a las críticas por supuesta inacción con Cataluña y falta de diálogo con su presidente, Artur Mas. “He hablado con él siempre que me ha llamado”, dijo, pero lamentó que Mas no le haya llamado desde hace tiempo. “No me opongo a un Estado federal”, pero dijo que nadie, como ocurre con la supuesta tercera vía, le ha explicado “lo que es”, por lo que no sabe qué se propone: “¿Pero qué quiere reformar usted?”, preguntó.