Noticias

Recomiendanos

Los aplazamientos en Sociedades serán inadmisibles para Hacienda

2 Diciembre, 2016 - Fuente: Expansion

Hacienda planea convertir los aplazamientos en el Impuesto sobre Sociedades en inadmisibles. Así lo proyecta en el paquete de medidas de lucha contra el fraude y de subidas de impuestos por un importe de cerca de 6.000 millones que prevé aprobar hoy y enviar a Bruselas. Ante la avalancha de aplazamientos que ha recibido la Agencia Tributaria (AEAT) en el pago fraccionado de octubre, que se subió más de un 50% el 30 de septiembre, el Fisco quiere tomar ahora esta medida, que se combinará con más vigilancia en las liquidaciones del IVA.

De esta forma, los aplazamientos en Sociedades se convertirán en inadmisibles, como ya hizo la AEAT en 2014 con los del IRPF, con el fin de evitar que las empresas se financiaran con las retenciones de sus trabajadores según venían haciendo de forma creciente en la crisis.

Esto significa que las empresas que los soliciten y a las que les sean inadmitidos entrarán directamente en fase ejecutiva y en apremio y deberán abonar el pago con un recargo más intereses, es decir, constará como si no hubieran pagado en plazo. Un aplazamiento denegado, en cambio, tiene un nuevo plazo de pago de la cuota sin recargo, aunque sí con intereses. Hacienda lanza un aviso a navegantes de cara al pago fraccionado de diciembre, que comenzó precisamente ayer, y que se extiende hasta el 22 de diciembre.

Sólo cabrán contadas excepciones para esquivar la inadmisibilidad: que el contribuyente “carezca de bienes suficientes para garantizar la deuda y la ejecución de su patrimonio pudiera afectar sustancialmente al mantenimiento de la capacidad productiva y del nivel de empleo de la actividad económica respectiva, o pudiera producir graves quebrantos para los intereses de la Hacienda Pública”, según establece el artículo 82.2 de la Ley General Tributaria.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anunció la semana pasada en el Congreso que prepara un plan contra el fraude centrado en el IVA que incluye un endurecimiento de los aplazamientos. Según el ministro, las empresas deben financiarse con los bancos ahora que hay facilidad de crédito y no hacerlo con Hacienda y que quede un volumen de deuda pendiente de decenas de miles de millones de euros.

Empresas y asesores fiscales consultados trasladan que Hacienda ya ha inadmitido aplazamientos de Sociedades solicitados por el último pago fraccionado incrementado, aunque de momento la inadmisibilidad en Sociedades no está contemplada en la Ley.

El pago fraccionado fue incrementado por el Gobierno el 30 de septiembre al doble de lo que fue el año pasado (ya muy incrementado, se exigía el 12% del resultado contable) y casi al triple de lo previsto este año, para recaudar 8.300 millones de euros extra y poder cumplir con el objetivo del déficit del 4,6% que exige Bruselas para este año. La medida, además, quiere paliar el desplome de la recaudación del Impuesto sobre Sociedades este año debido a la reforma fiscal y al fin de muchas de las medidas que incrementaron –precisamente– los pagos fraccionados. La caída era de cerca del 50% hasta junio, y de casi el 24% hasta agosto.

El pago es ahora del 23% del resultado contable para empresas con una cifra de negocio de más de 10 millones de euros y del 25% para bancos y petroleras. Hasta octubre, Sociedades creció un 6,2% gracias al pago, que ha recaudado 7.637 millones.

Esta medida se acompañará de un mayor control de las liquidaciones del IVA para grandes empresas y pymes y de la reducción del límite del uso del efectivo de los 2.500 euros vigentes a 1.000 euros.

En lo que respecta al Impuesto sobre Sociedades, Hacienda prevé recortar deducciones para recaudar 4.500 millones. En concreto, la deducibilidad de bases imponibles negativas, que este año es del 60% y, si no hubiera cambios, sería del 70% a partir de 2017, con el objetivo de regresar al tope del 25% en vigor hasta el año pasado. Sin embargo, el Fisco ha descartado reducir las exenciones a la doble imposición de dividendos del artículo 21 de la ley del impuesto como tenía previsto.