Noticias

Recomiendanos

La Seguridad Social facturará directamente las cotizaciones sociales a las empresas

11 Marzo, 2014

La Seguridad Social ha decidido actuar con los trabajadores y las empresas como Hacienda lo hace ahora con las familias. A partir del segundo semestre, la Administración comunicará y cobrará directamente a las empresas lo que tienen que cotizar por cada trabajador, en función de elementos como su salario, su grupo profesional o su cuenta de cotización. Una reforma que sustituirá a la autoliquidación que hacen las empresas actualmente, informa Efe.
Así se recoge en el Anteproyecto de Ley que el Ministerio de Empleo ha enviado a la patronal y a los sindicatos sobre un nuevo sistema de liquidación de las cuotas sociales que pagan las empresas, con el fin de mejorar la gestión recaudatoria, simplificar los trámites y reducir los costes y cargas administrativas. No obstante, además de simplificar la gestión de las empresas con las cotizaciones sociales, la norma tiene otro fin tan importante como el primero: la lucha contra el fraude y, en consecuencia, mejorar la recaudación en estos momentos en los que el déficit del año pasado, entre ingresos y gastos, superó 10.000 millones.
La Tesorería General de la Seguridad Social realizará un cálculo individualizado de la cotización social correspondiente a cada trabajador, utilizando el código de cuenta de cotización en el que figure en su alta y en función de la información que ya tenga el organismo o que suministre la empresa. Con este nuevo sistema, se simplifica el cumplimiento de la obligación de cotizar de las empresas y de los trabajadores. Supone una “reducción de las cargas administrativas” para las empresas, ya que la Seguridad Social les dará hecho el trámite de calcular la aportación de cada trabajador. Según la memoria económica, el cálculo estimado para las empresas por este trámite es de 63,4 millones.
De paso, la Administración espera conseguir un ahorro de sus costes al “optimizar sus recursos humanos y económicos”, ya que el trámite se hará de manera electrónica, y el proceso de información sobre la plantilla estará totalmente automatizado.
La norma también busca conseguir una “mayor efectividad en el control de aspectos determinantes para la correcta gestión liquidatoria y recaudatoria de la Seguridad Social”, a través de la aplicación indebida de beneficios en la cotización y compensaciones por el pago de prestaciones de incapacidad temporal, entre otras cosas. También se tratar de saber si todas las empresa están cotizando por sus trabajadores de acuerdo con su salario y su categoría profesional.
Así, la Seguridad Social prevé un incremento de la recaudación de al menos 171 millones. Con una hipótesis conservadora, Empleo calcula que puede detectar cotizaciones inferiores, incluso por desempleo, equivalente a 143,68 millones de euros. Cifra a la que hay que sumar la previsión de ahorro de 27,5 millones de euros por evitar bonificaciones y deducciones indebidas por parte de las empresas. La implantación de este sistema llevará aparejada una reducción de cargas administrativas para las empresas.