Noticias

Recomiendanos

Hacienda profundiza en el intercambio de datos con Suiza

4 Marzo, 2014

España aboga por avanzar en el intercambio de datos fiscales con Suiza a través de dos vías: el nuevo protocolo que modifica el convenio para evitar la doble imposición con este país y el modelo de intercambio automático de información tributaria estadounidense Fatca, que Hacienda quiere extender a la Unión Europea.
Así, el Fisco subraya que el nuevo convenio para evitar la doble imposición y el intercambio de información con estándares de la OCDE, que entró en vigor el 24 de agosto de 2013, establecía que las disposiciones de intercambio de información tendrían efectos para todo tipo de impuestos a partir del 1 de enero de 2014.
España considera que el protocolo supone un apreciable avance en cuanto a los instrumentos de prevención del fraude fiscal de aquellos contribuyentes que hubieran depositado sus rentas o capitales en Suiza.
Entre las novedades del convenio, figura el hecho de que las autoridades suizas se comprometen a atender peticiones de información bajo requerimiento, a obtener y proporcionar toda la información que sea relevante, para todo tipo de impuestos, sin que sea posible oponer secreto bancario. La intención de España es continuar con la implementación del citado protocolo ya que cuenta con un ámbito amplio y transparente de cara al intercambio de información.
Desde hace años, Suiza alienta los pactos que permiten gravar a los contribuyentes con cuentas opacas en Suiza, cumpliendo con ello el principio de que el país de origen grave los ingresos de sus ciudadanos. Es el caso de los acuerdos en vigor desde 1 de enero de 2013 con Reino Unido y Austria, y de los que prepara con Italia y Grecia, en los que mantiene la privacidad de los clientes no revelando su identidad.
En cambio, Hacienda apuesta por los intercambios automatizados de información y sin tolerancia a la opacidad. Según subraya el Fisco, la amnistía fiscal que acabó el 30 de noviembre de 2012 se configuró como la última oportunidad concedida a los incumplidores para ponerse al día de sus obligaciones con Hacienda voluntariamente, antes de la entrada en vigor de la Ley 7/2012, de 29 de octubre de lucha contra el fraude fiscal, siendo la identificación de los titulares reales de las cuentas el elemento más importante del proceso. Esta norma creó la obligación de informar de cuentas y bienes en el extranjero.
El modelo de acuerdo tipo Rubik, prosigue el Fisco, sería contrario a la política tributaria mantenida por Hacienda, orientada a fortalecer los intercambios de información y asistencia administrativa entre los Estados y que ha definido dos líneas claras de actuación. En primer lugar, España lidera (junto con Alemania, Francia, Italia, y Reino Unido) el desarrollo de un nuevo estándar internacional de intercambio automático y multilateral de información, al negociar con EEUU el acuerdo Fatca, y promover el proyecto piloto que ha impulsado los trabajos de la OCDE y de la UE, reconocidos y apoyados por el G20.
En segundo lugar, Hacienda aboga por extender la red de acuerdos, mediante nuevos convenios para evitar la doble imposición y acuerdos de intercambio de información. Entre los firmados o rubricados en esta legislatura, figuran los de Catar, Austria, Reino Unido, India, Uzbekistán, Chipre, Argentina, Estados Unidos, Jersey, Guernesey, Isla de Man, Mónaco y Macao.