Noticias

Recomiendanos

Así reclama Hacienda a los contribuyentes tributar por el Plan PIVE

18 Mayo, 2015 - Fuente: www.elcorreo.com

Si usted se acogió al Plan PIVE en 2013 y no lo incluyó en su declaración de IRPF es posible que haya recibido un susto -o lo hará en los próximos días- en forma de carta de Hacienda recordándole que debe tributar por esta ayuda mediante la presentación de una declaración complementaria que conlleva un recargo del 15% (que puede oscilar entre los 37 y 60 euros en función del tramo de IRPF). Y es que la Agencia Tributaria ha lanzado una ofensiva para avisar a los contribuyentes que se encuentran en esta situación (precisamente el Gobierno aprueba hoy el octavo Plan PIVE) con el objetivo de que se pongan al día con el fisco aprovechando la actual campaña de Renta.

En concreto, Hacienda está enviando un requerimiento en el que recuerda que la ayuda de 1.000 euros que recibe el comprador del vehículo en el marco de este plan “constituye una ganancia de patrimonio a integrar con el resto de rendimientos en la declaración del IRPF”. En concreto, la misiva señala que debe integrarse en la Base Imponible General, epígrafe G1, casilla 242 del modelo 100.

La Agencia Tributaria advierte a los beneficiarios que “matricularon un vehículo que cumplía los requisitos (del plan)” y dieron de baja a otro que también los cumplía “sin que conste declarada ganancia alguna” en la declaración de ese ejercicio que deben tributar por ello. “Si usted percibió la mencionada ayuda debe regularizar su situación tributaria del año 2013 mediante la presentación de una declaración complementaria a la de dicho año”, dice el documento.

Esto significa que el contribuyente, además de tributar en función de su tramo de IRPF también tendrá que abonar una sanción por regularizar este concepto fuera de plazo. Por ejemplo, un contribuyente con unos ingresos de hasta 17.707 euros deberá pagar 247,5 euros correspondiente a la tributación, más 37,13 euros por el recargo del 15% (siempre y cuando se presente antes del 30 de junio, sino el recargo asciende al 20% por superar el año fuera de plazo). Sin embargo, un contribuyente con una renta de 33.007 euros abonará 300 euros por la tributación de la ayuda y otros 45 euros por el recargo.

En cualquier caso, la Agencia Tributaria es consciente de que en la mayoría de los casos en que no se declaró la ayuda del Plan PIVE se hizo por desconocimiento y no por mala fe. De ahí que el organismo haya optado por avisar a los afectados mediante una carta y darles la oportunidad de hacer una declaración complementaria en vez de iniciar una comprobación tributaria que significaría una sanción mayor de hasta el 26% en caso de conformidad más un 5% de intereses de demora. En cualquier caso, la Agencia Tributaria también deja abierta la posibilidad de que si el contribuyente no recibió esta ayuda “presente la factrua de compra del vehículo” que lo acredite.

Beneficiarios

El Plan PIVE (Programa de Incentivos al Vehículo Eficiente) fue aprobado por el Gobierno en 2012 para revitalizar las compras de automóviles en un momento de gran dificultad para el sector por la crisis económica. Desde entonces se han aprobado siete planes -hoy mismo el Consejo de Ministros da luz verde al octavo- del que se han beneficiado casi 900.000 personas. En 2013 -año al que se refieren los avisos porque el 2014 todavía se encuentra en plazo de presentación en la actual campaña de Renta- se acogieron al PIVE más de 282.000 personas, aunque esto no significa que todas dejaran de incluirlo en su declaración de IRPF.

El plan PIVE consiste en una subvención de 1.000 euros para el comprador (el concesionario realiza otro descuento de 1.000 euros). La cantidad que recibe el beneficiario asciende a 1.500 euros en caso de familia numerosa o discapacitados. El único requisito para solicitar esta ayuda es ser titular de un turismo de más de diez años (siete años en caso de comerciales ligeros) con la idea de modernizar el parque automovilístico.