La subida del IRPF a las rentas altas recaudará 328 millones

El incremento del IRPF tendrá un impacto global de 326 millones, y la subida del Impuesto de Patrimonio, de 339 millones. Ambas medidas para penalizar a las rentas altas suponen por lo tanto la mitad de lo que prevé recaudar el Gobierno con la subida del diésel, 670 millones, y juntas suponen 667 millones, con lo que no alcanzan al diésel. Así lo detalló ayer el Gobierno en el Plan Presupuestario que remitió a Bruselas.

En lo que respecta a las rentas de trabajo, se incrementan dos puntos los tipos impositivos sobre la base general para los contribuyentes que tengan rentas superiores a 130.000 euros, al 50% en las comunidades con el marginal máximo más elevado –el caso de Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía, Cantabria, Asturias y La Rioja–, y de cuatro puntos, al 52%, para la parte que exceda de 300.000 euros.

A su vez, el tipo estatal sobre las rentas del capital se incrementará en cuatro puntos porcentuales para rentas superiores a 140.000 euros, como adelantó EXPANSIÓN el miércoles.

Según el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, las dos medidas pueden recaudar 860 millones, lo que el Gobierno rebajó ayer a 328 millones. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha detallado que el alza del IRPF afecta al 0,5% de los contribuyentes, que pagarán de media 1.100 euros al año más, y la del ahorro, al 0,1%.

Según los cálculos de Gestha, la subida de dos puntos afectará a más de 95.000 contribuyentes, que verán cómo la cantidad a pagar aumenta, de media, en 1.600 euros anuales.

Las estimaciones de los técnicos de Hacienda sobre el impacto para los contribuyentes que ingresan más de 300.000 euros se dividen en dos categorías. En la primera, aquellos que reciben desde esta cantidad hasta 600.000 euros –donde hay más de 18.000 contribuyentes– el impacto medio será de 7.676 euros adicionales al año. El hachazo se multiplica casi por cuatro para los 8.831 ciudadanos que reciben más de 600.000 euros, que deberán aportar una media de 27.808 euros más.

Elevar un 1% el gravamen a partir de 10 millones supone que los patrimonios de 20 millones pasen de pagar 500.000 a 600.000 euros, lo que afecta a menos de 1.000 contribuyentes. Podemos esperaba ingresar 600 millones, cuando el impuesto actualmente recauda menos de 1.000. Ahora el Gobierno rebaja la previsión a 339 millones. El Ejecutivo se ha inclinado por exigir una tributación mínima en Patrimonio y Sucesiones, lo que de momento no acomete, y que implicaría que la Comunidad de Madrid debería reactivar Patrimonio y elevar Sucesiones.

 

EXPANSION

No hay comentarios

Agregar comentario

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. política de cookies

Aviso de cookies
Contáctanos