Noticias

Recomiendanos

Zapatero retoma la iniciativa con un paquete sorpresa de medidas para activar la economía

2 Diciembre, 2010 - Fuente: www.cincodias.com

Aficionado a los golpes de efecto, el presidente desactivó lo que suele ser una sesión de control parlamentario al uso con el anuncio de diez medidas que verán la luz mañana en el Consejo de Ministros. Algunas de ellas le fueron sugeridas en la reunión que el sábado mantuvo con 37 empresarios. Otras, llevan tiempo transitando por el Congreso y le fueron negadas en reiteradas ocasiones al PP. No es posible encontrar en ellas un nexo común, salvo el que deriva de la nítida intención de Zapatero de recuperar la iniciativa frente a la crisis, aun a costa de marcar un punto de no retorno en su relación con los sindicatos. Otro objetivo evidente de esta estrategia es estrechar al máximo el margen del PP y tratar de romper su discurso económico. El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, lo ocultó el martes durante su comparecencia en el Congreso, pero la decisión de Zapatero de acabar en febrero con la ayuda de 426 euros a los parados sin prestación, es firme. Supone un triunfo de las tesis de la vicepresidenta Elena Salgado, que en las últimas semanas se ha esforzado en frenar las voces gubernamentales que daban por hecho en público la prórroga de dicha ayuda. Trabajo elabora ahora una nueva regulación de las políticas activas de empleo que condicionará cualquier subsidio de esta naturaleza a la participación en cursos de formación. De momento, la medida supondrá un ahorro mensual para el Estado cercano a los 300 millones, una suma que ha vuelto a poner a los sindicatos y a la izquierda parlamentaria en pie de guerra. Fuentes gubernamentales asumen que este divorcio no tiene marcha atrás y puede llegar a generar contestación social, además de obstaculizar futuros acuerdos sobre el desarrollo de la reforma laboral o de las pensiones. El presidente parece resignado a ello, en parte animado por los consejos que le han dado los empresarios que el fin de semana pasaron por La Moncloa. Buena parte de ellos le emplazaron a gobernar con determinación y parece que Zapatero ha tomado nota de ello y se aplica con disciplina. Hay otro bloque de medidas que también han sido percibidas como una provocación, en este caso por el PP. Una de ellas es la que deja a los funcionarios de nuevo ingreso fuera del régimen de clases pasivas del Estado, una iniciativa que, en opinión del Partido Popular, correspondía acordar en el Pacto de Toledo. Ya puede anticiparse que el Gobierno lo tendrá muy difícil para subir al PP al carro del consenso sobre las pensiones. Un tercer bloque de este paquete sorpresa va orientado a facilitar la supervivencia de las pymes y hacer un guiño a los tres millones de autónomos. El Gobierno aprobará mañana la generalización de la libertad de amortización en Sociedades hasta 2015 y la ampliación del número de empresas que podrán acogerse al tipo reducido del 25%. A esta tributación pueden recurrir hasta ahora las empresas con una facturación de hasta ocho millones. Ahora se ampliará a 10. El primer tramo de base imponible que tributará a este tipo pasa a ser de 300.000 euros, frente a los 120.000 actuales. Economía estima que se verán beneficiadas 40.000 pymes. Otro triunfo para estas empresas y para los autónomos proviene de la decisión del Ejecutivo de eliminar el canon a las cámaras de comercio, que pasará a ser voluntario. En este caso, Zapatero no pisa un callo menor: 250 millones de ahorro anual. El Estado hace caja La crisis de la deuda, que ayer sufrió una tregua, está pasando factura. El Ejecutivo ha decidido guardarse las espaldas con una inyección extra de 14.000 millones, procedente de la privatización del 30% de Loterías y Apuestas y del 49% de AENA. El primer paquete aportará 5.000 millones y el segundo, cerca de 9.000. Zapatero anunció también que abrirá a la gestión privada los aeropuertos de Barajas y El Prat, proyecto que englobará la creación de sociedades específicas para su gestión. Puede haber más medidas, que serían anunciadas el viernes tras el Consejo de Ministros. El presidente ha cancelado su participación en la cumbre iberoamericana para centrarse en las reformas.