Noticias

Recomiendanos

Suiza también compartirá los datos fiscales de los titulares de las cuentas en sus bancos

24 Noviembre, 2014 - Fuente: www.elmundo.es

Aunque con retraso, Suiza ha decidido adherirse al acuerdo multilateral de intercambio automático de información fiscal firmado por 51 países a finales de octubre en Berlín. Se incorporará con retroceso, puesto que no comenzará a aplicar el acuerdo hasta 2018 mientras que el grueso del pelotón comenzará a aplicarlo en 2017, pero su aportación de datos, dadas las especiales circunstancias de su sistema financiero, supone un alto valor añadido para el acuerdo.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la promotora de la iniciativa a nivel internacional, ha anunciado en un comunicado que Suiza es el primer país que se suma tras la reunión anual del Foro Global sobre la Transparencia celebrado en Berlín el 29 octubre, a la que asistió en ministro español de Hacienda, Luis Guindos, para respaldar personalmente el compromiso de España. El proceso, sin embargo, todavía no ha terminado, ya que la decisión debe ser todavía refrendada por el Parlamento helvético e incluso podría ser sometida a referéndum.

El trasvase automático de información tributaria, tras petición del país de destino y con periodicidad anual, incluirá los saldos, los intereses aplicados, los dividendos, los beneficios procedentes de productos financieros y los números de identificación fiscal (NIF). La iniciativa es apoyada también por países como EE.UU., Rusia, Liechtenstein, Singapur y las Islas Caimán que, sin embargo, se niegan a firmarlo por ahora. Ese es también el caso de Andorra. La OCDE insiste en que se trata de una dinámica internacional que difícil de detener y que resulta imprescindible no solamente desde el punto de vista recaudatorio, sino también desde la perspectiva de la lucha contra la corrupción.

Suiza se suma al acuerdo después de que haya aumentado muy claramente la presión internacional sobre las autoridades helvéticas, especialmente la ejercida por el G20 en su cumbre del pasado fin de semana en Brisbane, Australia. Se compromete así, a partir de 2018 y con datos fiscales de 2017, a compartir identificaciones personales (como el nombre, el número de identificación fiscal o el domicilio de residencia fiscal) además de la información financiera (intereses, dividendos, ganancias y balances) sobre personas físicas y jurídicas titulares así como sobre las personas que controlen las entidades jurídicas.