Noticias

Recomiendanos

Rajoy rectifica y anuncia que bajará el IVA cultural en la reforma fiscal

20 Marzo, 2014

El Gobierno tomará “algunas decisiones en la reforma tributaria” en relación al IVA cultural. El anuncio lo hizo ayer el presidente Mariano Rajoy, durante la sesión de control en el Congreso, y en respuesta a una pregunta del líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba. El jefe del Ejecutivo justificó el aumento de la imposición del 10 al 21 por ciento en la cultura argumentando que no solo se han subido los impuestos a este sector, sino también a otros productos y servicios, y en que las circunstancias de crisis que vivía entonces el país así lo exigían.
“Si no hubiéramos hecho eso, probablemente el IVA, el IRPF y el presupuesto nos lo hubieran hecho otros, que nos podían haber impuesto un IVA del 23 por ciento, como ocurrió en algunos otros países de la Unión Europea, o simplemente una bajada del 10 por ciento de las pensiones, como ocurrió en otros”, afirmó Rajoy, quien recordó que no todos los servicios culturales están gravados al 21 por ciento y puso como ejemplo las bibliotecas, archivos, centros de documentación y otros muchos productos -que están gravados al 10 por ciento-, o los libros, revistas y periódicos que tributan al 4 por ciento.
“Intentamos ahora mejorar los presupuestos cuando las cosas ya van un poco mejor. La subida este año de las asignaciones al teatro es del 57,4 por ciento, la subida para música y danza del 22,1 por ciento, hemos modificado el IVA para la primera transmisión de obras de arte, estamos hablando para resolver los problemas del Fondo de cinematografía, tomaremos algunas decisiones en la reforma tributaria”, apostilló el presidente del Gobierno para cerrar su intervención.
A este respecto, fuentes próximas al Ministerio de Hacienda recuerdan los últimos encuentros que Cristóbal Montoro ha venido manteniendo con sectores como el del cine (productores, mundo de la Academia…) para ver en qué medida se puede mejorar su fiscalidad. Pese a que aún no hay decisiones tomadas al respecto, no descartan actuar sobre otros tributos que gravan al sector: por ejemplo, sobre el impuesto de Sociedades o el IRPF, incluso a través de algún tipo de incentivo.
En todo caso, recalcan que existe un interés del Gobierno por que haya una mejora tributaria para la cultura en la próxima reforma, si bien no se ha decidido el sentido o la dirección de ésta.
Por su parte, Carlos Cruzado, presidente del Sindicato de Técnicos de Hacienda (Gestha) recuerda que el informe de propuestas tributarias de los expertos, publicado la semana pasada, no va ni mucho menos en la dirección que apunta Rajoy, y apuesta abiertamente por eliminar los tipos reducidos. Cruzado incide en el perjuicio importante para el sector de la cultura que ha tenido el incremento del IVA y advierte de la caída en la recaudación y el descenso del consumo que ya ha conllevado.
Con todo, y suponiendo que la rebaja finalmente se produzca, el presidente de los técnicos de Hacienda apunta que cualquier reducción en este sentido tendrá que ir acompañada de otras subidas, por lo que “habrá que ver cómo se hace la cuadratura del círculo”, sentencia. Al mismo tiempo hace hincapié en que hablar de bajadas de impuestos en estos momentos es muy complicado porque Bruselas ya se ha mostrado en contra.
Pocas horas después de celebrada la sesión en la Cámara Alta, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se ratificó en que el Gobierno no va a subir el tipo general del Impuesto sobre el Valor Añadido y recordó que él se opuso hasta el último momento a subirlo en 2012, porque consideraba que iba en contra de la recuperación económica.
“Fue un sacrilegio”, aseguró el ministro durante su intervención en un almuerzo en el Círculo de Empresarios, aunque dejó abierta la puerta (el que calla otorga) a una reclasificación que suponga una subida del tipo reducido del 10 por ciento al tipo general del 21 por ciento para algunos productos.
También se ratificó Montoro en que la rebaja del IRPF que entrará en vigor el año que viene la notarán todos los contribuyentes, aunque la notarán más los que menos ganan. Y respecto al Impuesto de Sociedades el ministro volvió a rechazar las recomendaciones del informe de los sabios y aseguró que no va a suprimir las deducciones por Investigación y Desarrollo, porque cada vez hay más financiación europea en este capítulo y el Gobierno considera necesario seguir primando fiscalmente la I+D como medida básica para la competitividad de la economía española.