Noticias

Recomiendanos

Prórroga testimonial de la ayuda fiscal para uso de nuevas tecnologías.

29 Diciembre, 2010

Un simple guinño al mensaje original de apuesta por el cambio de modelo productivo y el uso de nuevas tecnologías. En eso parecen haber quedado los cambios fiscales en materia de internet e I+D+i incorporados a la ley de Presupuestos para 2011 y al adelgazado proyecto de ley de Economía Sostenible (LES), la LES. En la primera el Gobierno ha decidido incorporar por la puerta de atrás,vía enmienda transaccional, una prórroga de un año para la deducción en el Impuesto de Sociedades que favorece la inversión empresarial en ordenadores y acceso a internet de sus empleados. La deducción iba a desaparecer en 2011 y ahora se mantiene en el 2%, cuando a finales de 2006 se situaba en el 10%. Junto con la mejora de la deducción por innovación prevista en la LES, del 9% -era del 10% hasta finales de 2006- al 12%, se trata de las dos únicas mejoras fiscales incorporadas por el Gobierno hasta la fecha para incentivar el anunciado nuevo modelo de crecimiento asentado sobre las nuevas tecnologías y la I+D. El PSOE vetó en el trámite de la LES todas las propuestas de mejora fiscal planteadas por la oposición. Y, mientras el Gobierno decide no relanzar ciertos incentivos, tiene que arremangarse para sacar de un lío a otros por los que sí ha apostado. Parche al descuido. El real decreto de tarifas eléctricas publicado el 24 de diciembre pasado ha acabado arreglando el conflicto sobre la exención en Operaciones Societarias (Ver NEGOCIO del 23 de diciembre) y un segundo problema, en este caso a cuenta de la ampliación del umbral para considerar pyme a una empresa a efectos fiscales. Como en Societarias, el real decreto de comienzos de mes para el fomento de la inversión y el empleo impuso una mejora -subir el umbral de facturación de ocho a diez millones de euros-, que trataba después la ley de Presupuestos. El decreto de tarifas, con el objetivo de evitar “antinomias normativas” -contradicciones-, elimina los cambios en Presupuestos sobre Societarias para que prevalezca el incentivo del decreto de fomento del empleo, y lo mismo sucede con el umbral de las pymes. De no haber optado por el parche legal, Presupuestos habría impedido, por ejemplo, que una pyme que pasase a facturar entre ocho y diez millones, pudiera conservar los tipos reducidos durante tres años, como sí habilita el decreto de comienzos de diciembre.