Noticias

Recomiendanos

La OCDE estrecha el cerco a la ingeniería fiscal de multinacionales

6 Octubre, 2015 - Fuente: Expansion

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) presentó ayer el paquete definitivo de 15 medidas de su Proyecto BEPS, de lucha contra la erosión de bases imponibles y traslado de beneficios, que empezó a redactar en 2013. Se trata de una batería de medidas, muchas de implementación directa, para realizar una reforma “integral, coherente y coordinada” de la normativa tributaria internacional con el fin de frenar la evasión fiscal de las multinacionales. El documento será analizado hoy por la Comisión Europea y será discutido por los ministros de Finanzas del G20 en su reunión del próximo jueves en Lima (Perú). Entre los logros de la OCDE, destaca el haber incorporado ya a 90 países al plan de implementar un mecanismo automático de intercambio multilateral de información, que sustituirá a los más de 3.500 convenios fiscales bilaterales en vigor.

El documento dota a los Estados de soluciones para limitar los “vacíos normativos” existentes a nivel internacional que permiten que los beneficios de las empresas “desaparezcan” o sean trasladados artificialmente hacia jurisdicciones de baja o nula tributación, en las que se desarrolla una escasa o inexistente actividad económica. Es el caso de las multinacionales tecnológicas estadounidenses como Apple, Google, Microsoft o Facebook, que trasladan sus beneficios de territorios de tributación estándar o elevada, como España, a Irlanda, jurisdicción de baja fiscalidad, y realizan un uso intensivo de paraísos fiscales. Las ocho tecnológicas más importantes pagan al Fisco español poco más de 15 millones de euros en impuestos.

Las estimaciones más prudentes de la OCDE muestran que estas prácticas suponen unas pérdidas globales de recaudación en el Impuesto sobre Sociedades de entre el 4% y el 10%, es decir, de entre 100.000 millones y 240.000 millones de dólares (89.193 millones y 214.062 millones de euros) al año.

En este sentido, la OCDE señala que las multinacionales tributan hasta 8,5 puntos menos que empresas similares que sólo tienen actividad nacional. La Organización apunta que las filiales de multinacionales en territorios con baja tributación duplican la carga fiscal del resto.

Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, denunció que estas prácticas están privando a los países de “preciados recursos para hacer despegar el crecimiento, abordar los efectos de la crisis económica global y crear más y mejores oportunidades para todos”. “Pero por encima de esto, BEPS ha erosionado la confianza de los ciudadanos en la imparcialidad del sistema tributario mundial”, agregó. En esta línea, Pascal Saint Amans, responsable de Política Fiscal de la OCDE, subrayó que son conscientes de “la importancia de la planificación fiscal para las empresas, pero que ésta se va a acabar: la mayoría de los esquemas e ingenierías son legales pero van a dejar de serlo”, remachó.

El paquete proporciona medidas de implementación directa, como las de precios de transferencia, o cuya traslación debe realizarse a través de modificaciones de las normas internas, incluyendo un enfoque común para limitar la erosión de las bases imponibles mediante la deducibilidad de intereses, que propone limitar hasta el 10% del beneficio, y normas para neutralizar los mecanismos híbridos.

Saint-Amans destacó el consenso que el plan suscita. Sin embargo, ante la preocupación de las empresas por el daño competitivo que puede hacerles su desigual implementación, el paquete incluye nuevos estándares mínimos, como los informes país por país o striptease de multinacionales que, por primera vez, brindarán a las Administraciones Tributarias una visión global de sus operaciones.

Además, también se marcan requisitos en torno al abuso de los tratados; el veto de los acuerdos a medida con la Administración o rulings, o el control para que se tribute donde se localicen inversiones, equipos y beneficios de investigación. Desde la Hacienda española recuerdan que ya se han adaptado al informe país por país, que se declarará en 2017 con información de 2016, y a los híbridos en la reforma fiscal. El potente incentivo fiscal del patent box se está corrigiendo en los Presupuestos de 2016.